Archivo de la categoría: General

Preguntas y Respuestas sobre la vacuna contra el coronavirus

Hace aproximadamente un año, muchos de nosotros oíamos por primera vez la palabra CORONAVIRUS. Algo que parecía ser esporádico se ha convertido en nuestro día a día. La pandemia que todos estamos viviendo, desde luego, está marcando nuestros quehaceres diarios y es protagonista en prácticamente todas nuestras conversaciones.

Cuando esta enfermedad apareció, lo más deseado era encontrar un tratamiento y una vacuna para poder volver a besarnos y abrazarnos como lo hacíamos antes. Sin embargo, ahora que la vacuna ya es una realidad, son muchas las personas que dudan si ponerse o no ponérsela.

Esa desconfianza, en parte, se debe a toda la cantidad de información que estamos recibiendo. Vivir en directo, 24 horas, cada día, una investigación de tal calibre, es asumir mucha información contradictoria, intentar comprender algo que muchas veces está fuera de nuestro alcance.

Por supuesto que es lícito dudar, yo misma he dudado sobre ello. Por eso, en este post, me gustaría ayudar a resolver esas dudas que yo también tuve en su momento, intentar explicar un poco más cómo funciona la vacuna que ya ha llegado a nuestro país, y, por supuesto, explicar por qué es seguro vacunarse.

¿QUÉ ES EL CORONAVIRUS?

El SARS-CoV-2 es un virus perteneciente a la familia de los coronavirus, por eso le conocemos por ese nombre, de forma generalizada. Pero es importante saber que hay más coronavirus, a parte de este. Esta familia es muy extensa, y esta formada por virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, varios coronavirus causan infecciones respiratorias, desde un simple resfriado hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS).

El SARS-CoV-2 causa la enfermedad infecciosa llamada COVID-19, ya por todos conocida, con efectos que se sitúan en un amplio rango de gravedad.

Si nos fijamos en su estructura, de manera general,, al igual que todos los virus de su familia, es un virus con forma de esfera o pelota, en cuya estructura aparecen diferentes proteínas: la proteína S (Spike Glycoprotein), la proteína E (Envelope), la proteína M (Membrane) y la proteína N (Nucleocapsid). La proteína S es la encargada de que este virus se «acople» a nuestras células, siendo desencadenante de la infección.

Estructura molecular SARS-CoV-2
Estructura dek virus SARS-CoV-2. Fuente: Blog Oficial del Colegio Oficial de Biólogos de la Comunidad de Madrid

¿POR QUÉ EL GEL HIDROALCOHÓLICO MATA AL VIRUS?

Una de las principales medidas que estamos tomando y hemos de seguir haciéndolo es una correcta desinfección y lavado, sobre todo, de manos. Para ello, agua y jabón es lo más eficaz. Pero en aquellos momentos en los que no disponemos de jabón y agua corriente, podemos emplear el ya conocido gel hidroalcohólico, el cual debe tener entre un 70% y un 90% de alcohol.

Desinfección correcta de manos. Fuente: Neutral. M.V. a partir de F. Gómara, CGE

Pero, ¿por qué es útil el alcohol? Para entenderlo podemos a realizar una experiencia sencilla en casa utilizando un huevo.

Cuando cocinamos un huevo, cocido, asado, o frito, realmente estamos aplicando mucha temperatura sobre el alimento. Al hacer esto, las proteínas que lo componen cambia de forma, se desnaturalizan, perdiendo su función biológica. Además, de forma muy visual, el huevo cambia de textura, de dureza, de aspecto.

Si, en lugar de utilizar calor, usáramos alcohol para «cocinar» el huevo, esto también ocurriría. Os animo a probarlo. Podéis intentar freír un huevo con alcohol (el de los botiquines).

Por supuesto que este huevo NO es comestible, pero como podréis observar, tiene un aspecto similar al de un huevo frito. Esto ocurre porque el alcohol también desnaturaliza las proteínas, que es precisamente lo que hace con las proteínas que forman los virus.

¿QUÉ PARTE DE NUESTRO ORGANISMO LUCHA CONTRA LOS VIRUS?

Utilizar alcohol y otros desinfectantes nos ayuda a eliminar el virus de nuestras manos, y de otras superficies. Pero no es útil para erradicar la enfermedad. Para ello debemos cortar la cadena de contagios y, como ya ha pasado con otras enfermedades, contar con una vacuna eficaz.

Para entender cómo actúan las vacunas debemos comprender cómo combate las enfermedades nuestro organismo. Cuando los agentes externos (como el famoso coronavirus) invaden nuestro organismo, éstos «atacan» y se multiplican. Esto se conoce como infección y es lo que causa unos síntomas, una enfermedad. Nuestro sistema inmunitario tiene diferentes «soldados» para combatir las infecciones. La sangre contiene glóbulos rojos que transportan oxígeno a los tejidos y órganos, y glóbulos blancos o inmunitarios que combaten las infecciones de diferentes maneras. Por un lado, dentro de estos glóbulos blancos, se encuentran los macrófagos, encargados de absorber y digerir los gérmenes y las células muertas o a punto de morir. Éstos dejan en el organismo los llamados antígenos, que son partes de los gérmenes invasores. El organismo identifica estos antígenos como peligrosos y estimula la creación de anticuerpos para que los ataquen. Otro tipo de glóbulos blancos son los linfocitos B, encargados de producir los anticuerpos que atacan las partes del virus que dejaron atrás los macrófagos. Además, podemos ver linfocitos T, otro tipo de glóbulo blanco que ataca a las células del organismo que ya están infectadas. Estos linfocitos T también se llaman células de memoria. Cuando ya te has infectado con un virus, nuestro organismo «recuerda» la infección y, si vuelve a haber presencia del virus actúa rápidamente contra esos antígenos ya conocidos.

¿CÓMO FUNCIONA UNA VACUNA?

Las vacunas contra el coronavirus ayudan a nuestro organismo a desarrollar inmunidad sin ser necesario infectarse primero. Los diferentes tipos de vacunas actúan de diferentes formas para aportar protección, pero crudos ellos consiguen que el organismo tenga linfocitos T de memoria, además de linfocitos B que recordarán cómo combatir la enfermedad.

Es importante saber que las vacunas tardan unos días o semanas en comenzar a estimular nuestro sistema inmune de una forma efectiva. Por ello, una persona recién vacunada contra la COVID-19 puede infectarse del virus después de vacunarse, sin ser la propia vacuna la causante de la enfermedad, sabiendo que no le ha dado tiempo a protegernos. De nuevo, es importante protegerse y proteger a los demás aunque estemos recién vacunados.

En ocasiones, el hecho de que nuestro organismo esté «generando inmunidad» provoca efectos secundarios totalmente normales, como por ejemplo, dolor en la zona donde nos han inyectado la vacuna y fiebre.

¿QUÉ TIPOS DE VACUNAS HAY?

Hoy en día coexisten tres tipos principales de vacunas contra la COVID-19.

Por un lado tenemos las vacunas ARNm, que contienen parte del material del coronavirus encargado de hacer que nuestras células creen una proteína inocua que es exclusiva del virus. Una vez que nuestras células copian la proteína, destruyen el material genético de la vacuna. Nuestro organismo reconoce que esa proteína no debería estar presente y crea linfocitos T y linfocitos B que recordarán cómo combatir el virus en un futuro, protegiéndonos así de la infección.

Por otro lado, tenemos las vacunas de subunidades proteicas. Éstas incluyen proteínas del virus en lugar del germen completo. Una vez vacunados, nuestro sistema inmunitario verá que las proteínas son agentes extraños y comienzará a crear linfocitos T y anticuerpos, de nuevo, con la capacidad de «memoria» para evitar infecciones futuras.

Por último, otro tipo de vacuna son las vacunas de vectores virales las cuales contienen una versión debilitada del virus vivo, como pasa con la vacuna de la gripe. Para el coronavirus se utiliza un virus diferente al que le han incorporado material genético del SARS-CoV-2. A esto se le conoce como vector viral, por eso su nombre. Una vez que el vector viral está en nuestras células, el material genético les da instrucciones a las células para que produzcan una proteína que es exclusiva del coronavirus, provocando de nuevo una respuesta inmune por parte de nuestro organismo que nos protegerá de futuras infecciones.

¿QUÉ VACUNA HA LLEGADO A ESPAÑA?

Por el momento, en España tenemos vacunas de Pfizer. Tanto esta vacuna como la de Moderna son del primer tipo explicado, vacunas ARNm, con las que nos introduce un virus como tal en nuestro organismo, sino que se inyectan unas «instrucciones» para que nuestro cuerpo cree unas proteínas de las que forman el virus y nuestro sistema inmune las reconozca, luche contra ellas, y sea capaz de recordarlas en un futuro.

Ambas vacunas se deben administrar en dosis doble. Es decir, para lograr una inmunidad totalmente efectiva, se debe administrar una segunda inyección 28 días después de haber recibido la primera.

¿ES SEGURA LA VACUNA?

A la hora de autorizar cualquier medicamento, no sólo una vacuna, se debe hacer un balance de riesgos y beneficios para que las agencias reguladoras tomen una decisión. 

Igual que cualquier medicamento, las vacunas producen efectos secundarios, como la fiebre comentada anteriormente. Estos efectos secundarios son esperados y normales. Lo importante es que sean de incidencia baja y de gravedad también baja. Por ello, como los beneficios de autorizar la vacuna sobrepasan con creces a los riesgos, esta se autoriza siendo segura (Fuente: Deborah García – La Sexta).

Es cierto que, en una situación normal alejada de la emergencia sanitaria que estamos viviendo, una vacuna puede tardar hasta 10 años en ser administrada. Pero los científicos han realizado un esfuerzo inmenso, agilizando parte del proceso. Los laboratorios han recibido muchísimo dinero, ayudando a acortar este tiempo de pruebas, pudiendo disponer de los medios para realizar un descubrimiento de este calibre en tiempo récord.

Por supuesto que no se conocen los efectos a largo plazo, como tampoco se conocen los efectos que pueda tener el confinamiento domiciliario de aquí a unos años. Sin embargo, es importante conocer que, debido al tipo de vacuna del que estamos hablando, el material que nos inyectan se autodestruye en poco tiempo, por lo que es muy improbable que produzcan este tipo de efectos.

Para terminar, me gustaría enseñaros este cómic del gran @ALymphsLife:

Imagen
Fuente: http://www.laboratoons.com

OTRAS CUESTIONES…

Me gustaría poder colaborar, en la medida de lo posible, para resolver todas las dudas que tengamos. Por ello, os invito a escribir en los comentarios cualquier pregunta que os surja. Si puedo contestaros yo, lo haré encantada. Sino, me pondré en contacto con expertos que puedan ayudarnos a resolver todas las dudas.

La situación lo merece. Es lícito dudar, pero debemos confiar en la ciencia. Nunca antes se ha trabajado remando todos en la misma dirección, con tanta fuerza, y en tan poco tiempo.

La clave para acabar con el virus la tenemos nosotros 😀

¡Que la ciencia os acompañe!

Bienvenidos al blog «La Ciencia del Torrezno», un espacio en desdeSoria con el que pretendo acercar un poquito la ciencia que hay en Soria, la que se esconde en sus tradiciones, en sus comidas tan ricas y tan típicas, en todos sus rincones.

Primero me gustaría agradecer la oportunidad de escribir en este blog, como soriana y científica tenía mucha ilusión en un proyecto así y espero que podáis disfrutar de la lectura casi tanto como yo (o más) lo hago escribiendo.

Me presento, mi nombre es Marta Isabel y soy Doctora en Química por la Universidad de La Rioja. Aunque soy riojana de adopción soy soriana de nacimiento y mi tierra siempre me acompaña. Soy redactora y colaboradora en la revista de divulgación Principia y hace unos años creé el blog SiempreConCiencia con el que empecé en el mundillo blogger. Siempre he querido unir Soria y Ciencia, y es lo que pretendo con La Ciencia del Torrezno

Además, me gustaría que fuera un blog donde se pueda participar, jóvenes y no tan jóvenes, abierto a todo el público, preguntando dudas,, consultas, aclaraciones… Trataré de responder a todas ellas siempre con la ciencia de la mano y con Soria en el corazón, ¡por supuesto!