Hoy día 3 de Mayo de 2020, tendríamos todo preparado para dar el relevo a nuestros sucesores como jurados de la Cuadrilla de San Esteban, D. José Alberto Ramos Gonzalo y Dña. Eugenia Martínez Garrido, con el santo titular, el libro de Cuadrilla, el bastón de mando y el tradicional garrafón de vino rodeado con el pañuelo de nuestra cuadrilla, para que en la asamblea vecinal que daría comienzo a las seis de la tarde, los vecinos dijeran una vez más que sí quieren fiestas de San Juan.

«Catapán Virtual» año 2020 desde casa

Pero la situación que vivimos actualmente es muy diferente, lo que ha provocado que la ciudad de Soria no celebre las fiestas de San Juan 2020 como consecuencia del Coronavirus, el cual está afectando a miles de personas y desgraciadamente muchos no han podido superarlo. Desde aquí queremos mandar nuestro apoyo a todas esas familias y también a las personas que día tras días se ponen en primera línea de batalla para luchar contra este virus.

El Ayuntamiento de Soria decidió suspender las fiestas de San Juan 2020 hace unas semanas por la crisis sanitaria que vivimos, la prórroga del estado de alarma, y la imposibilidad de su desarrollo ya que las Autoridades Sanitarias no permiten la celebración de eventos y reuniones de personas, debido a que el riesgo de contagio sigue siendo elevado y por lo tanto hay que evitar cualquier tipo de acto masificado, como el sentido común también nos indica a todos.

Para este día, los Jurados del año 2019 decidimos redactar el siguiente comunicado:

”””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””

Vecinos de Soria:

Los Jurados de Cuadrilla del año 2019, que tristemente seguimos en el cargo debido a esta pandemia que ha azotado de forma cruel a nuestra provincia y que ha provocado la suspensión de nuestras queridas Fiestas de San Juan, aprovechamos esta fecha tan especial del primer domingo de mayo, Día de la Madre, pero también Día del Catapán, para expresar nuestro dolor, nuestro respeto y nuestras condolencias a todas aquéllas familias que se han visto afectadas por esta maldita crisis, la cual está cambiando, al menos de momento, nuestra forma de vida.

El Día del Catapán en Soria, además de ser la asamblea vecinal en la que se decide la celebración de las Fiestas, no sólo significa el reparto de pan, vino, queso y bacalao, sino que es un espacio de encuentro, de coincidencia con viejas amistades, de reunión con los vecinos del barrio y de “echar” unos tragos de la bota en clima de buena vecindad. En resumen, todo lo que este año no podemos hacer por la situación en la que nos encontramos.

A pesar de ello, queremos transmitir un mensaje de ilusión y esperanza. La primavera ha llegado, los pájaros están ocupados componiendo sus nidos, el Alto de la Dehesa luce un verdor espléndido y esos sentimientos de dolor, desasosiego e incertidumbre que ahora nos inundan, deben dar paso a nuevas ilusiones y nuevos proyectos que, sin duda, pondremos en marcha.

No nos cabe duda de que todo esto pasará. Llegará de nuevo el invierno, nuestras tierras esperarán arropadas de frío y nieve hasta que, de nuevo, vuelva la primavera y entonces sí, después de este angustioso paréntesis, volveremos a celebrar nuestras Fiestas, nuestras tradiciones y nuestras costumbres, con mayor ilusión y mayores ganas de vida.

Reiterando nuestro dolor por las víctimas y sus familias, enviamos un emocionado saludo a todos los vecinos de Soria y les emplazamos para el Día del Catapán del año que viene.

Un abrazo para todos.

¡VIVA SORIA!

¡VIVA LAS FIESTAS DE SAN JUAN!

”””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””

Además, para que este raro Catapán fuera más llevadero para los sorianos, la Banda Municipal de Música nos propuso realizar un vídeo para celebrar este día, aunque fuese de manera virtual. Aquí os dejamos el enlace:

Tendremos que esperar a 2021 para poder celebrar esta Asamblea vecinal en la cual estaremos más unidos, si cabe. Hasta entonces, todos deberemos actuar como buenos sanjuaneros.

José Alberto y Eugenia, no os preocupéis, os custodiamos a San Esteban un año más.

¡Vino y Música!