Jurados para cumplir

Fiestas de San Juan

¡CON TODOS USTEDES…SAN JUAN 2020!

El pasado 13 de Enero tuvieron lugar todas las reuniones para ostentar el cargo de Jurados de Cuadrilla para las fiestas de San Juan 2020, lo que indica que cada vez está más cerca de terminarse esta experiencia tan especial para nosotros.

Como ya viene pasando en los últimos años, varias cuadrillas tuvieron que proceder a un sorteo para conocer a los elegidos. Nos imaginamos los nervios que pasaron en ese momento, ya que hace un año nosotros estábamos en la misma situación.

Los jurados de 2019 que pudimos, decidimos juntarnos en la Plaza Mayor para asistir a este acto y recordar cómo lo vivimos hace un año y la pena que nos daba que este año tan increíble para todos se estaba terminando.

Tras este día, sólo quedó vacante la cuadrilla de Santiago, cubierta en el mes de marzo por una pareja voluntaria.

Enhorabuena a todas las parejas elegidas como Jurados de San Juan 2020, haciéndoles saber desde estas líneas, que estamos a vuestra entera disposición para lo que necesitéis, deseándoles que disfruten de cada momento, igual o más que lo pudimos hacer nosotros, en especial para nuestros sucesores de la Cuadrilla de San Estebán: José Alberto y Eugenia. ¡SALUD PARA CUMPLIR!

Aquí os dejamos los nombres de los que serán los jurados para las fiestas de San Juan de este año:

La Cruz y San Pedro: Daniel Andrés del Río y Natalia Andrés del Río

Santa Catalina: Diego José Venegas Moreno y Nerea Borja Manzanares.

La Mayor: José Ignacio Pérez Díez y Susana Pérez Romera

El Rosel y San Blas: Pablo García Pérez y Sandra Romero de Casas

Santiago: Carlos Lafuente Molinero y Ana Belén Marín Heras.

San Miguel: Tommy Campos del Río y Cristina Gómez Vinuesa.

San Juan: Carlos Garcés Fuentelsaz y Ana Belén Castro Barrio.

Santo Tomé, San Clemente y San Martín: Fernando José Orden Avilés y Sara Gonzalo Acero

San Esteban: José Alberto Ramos Gonzalo y Eugenia Martínez Garrido

El Salvador: Alberto Molinero Blázquez y Isidora Blázquez Pérez

Santa Bárbara: José Luis Berlanga Chico y Adela Rodrigo Castillo

La Blanca: Eloy Lafuente Fuentelsaz y Silvia del Río Jiménez

Os dejamos el enlace a la noticia de este acto:

¡Vino y Música!

DÍA DE SAN ESTEBAN, EL REENCUENTRO CON LA CUADRILLA

El 26 de diciembre, y con motivo del día del santo de nuestra cuadrilla, San Esteban, los jurados decidimos aprovechar esta fecha para realizar una quedada con todos los miembros de la cuadrilla para volvernos a juntar y realizar un pasacalles con la talla del santo por algunas de las calles de barrio amenizados por la Charanga Tripatriste.

Quedamos a eso de las 7 de la tarde. Una vez la charanga preparada y el Santo engalanado con flores de Pascua, comenzamos con el pasacalles cantando y bailando, ya que el tiempo, un día más, estuvo de nuestro lado.

Fue una sensación bonita volver a ver a los vecinos del barrio asomándose a las ventanas y saludándonos, despertando en muchos de ellos una ilusión especial al volver a ver a San Esteban, acercándose y transmitiéndonos una vez más, ese cariño recibido por su parte durante todas las fiestas de San Juan.

Al finalizar el pasacalles, disfrutamos con toda nuestra gente de un picoteo, donde con un brindis navideño, les pudimos agradecer que un día más nos acompañaran, demostrando lo bien que lo habíamos pasado durante las fiestas en la cuadrilla y las ganas que teníamos todos de volvernos a juntar, siendo ello señal, de que todo había salido fabulosamente en San Juan.

¡Vino y Música!

¡HAGA FRÍO O CALOR, SAN SATURIO EL DÍA 2!

El día 2 de Octubre, festividad de San Saturio, los jurados nos juntamos de nuevo en acto oficial, como ya viene siendo habitual desde hace años, para desfilar junto con el Patrón de la ciudad de Soria y poderle honrar.

El día comenzó a las 11 de la mañana, reuniéndonos en la Plaza Mayor para realizar el desfile hasta la Concatedral de San Pedro junto a la Banda Municipal de Música y autoridades civiles y militares.

Una vez en la Concatedral (cuyo Altar Mayor guarda a buen recaudo el busto de San Saturio, hijo de una noble familia del siglo VI, que fue canonizado por entregar todos sus bienes a los más necesitados y retirarse luego a una vida de anacoreta), realizamos una procesión por los claustros de San Pedro con las reliquias del santo encabezando la misma, para la posterior misa solemne oficiada por el obispo de la Diócesis de Osma-Soria, Don Abilio Martínez Varea.

Al finalizar, y después de besar el cráneo relicario de San Saturio, de nuevo desfilamos hasta el Ayuntamiento donde tuvo lugar un ágape en su patio de columnas, con brindis del Alcalde y entrega de una placa a cada pareja de jurados por las fiestas realizadas.

Después, los jurados de las fiestas de San Juan de 2019 nos fuimos a comer todos juntos alargando la sobremesa hasta las 7 de la tarde, hora en que estábamos citados en la Plaza Mayor para volver a bajar a la Concatedral de San Pedro, desde donde partiría la procesión en honor a nuestro Patrón hasta la Plaza Mariano Granados, en el que participarán los vecinos, las autoridades civiles y eclesiásticas, los jurados de cuadrilla y la banda municipal de Soria. En la puerta de la Alameda de Cervantes pudimos ser testigos de la quema de una fabulosa traca en honor al patrón.

Para finalizar la jornada, bajamos en procesión hasta la Concatedral de San Pedro para guardar las reliquias de San Saturio, y haciendo un último desfile acompañados de la Banda volvimos hasta la Plaza Mayor.

Fue un bonito e intenso día. Un día diferente como jurados en la festividad del patrón de Soria.

¡Vino y Música!

SIN ELL@S NO HABRÍA SIDO POSIBLE: ¡GRACIAS, GRACIAS Y MIL GRACIAS!

No podíamos dejar de escribir una entrada de agradecimiento dedicada a todas las personas que habéis hecho posible que San Esteban 2019 fuera una realidad, ofreciendo vuestro tiempo libre durante meses a trabajar incansablemente y aportando vuestro total compromiso para sacar adelante la cuadrilla, además de arroparnos en nuestro sueño de ser jurados. Toda su aportación en cada momento ha servido para disfrutar de unos sanjuanes inolvidables, tanto para nosotros en esta experiencia como cabeza visible de cuadrilla como que seguro para todos los que decidisteis compartirlo a nuestro lado como colaboradores.

Aunque a muchos de ellos les hemos ido nombrando y agradeciendo a lo largo de las diferentes entradas, hay mucha más gente detrás que ha colaborado con nosotros. Intentaremos no dejarnos a nadie pero por si alguien se nos olvidara, empezaremos dando un MUCHAS GRACIAS para todos los que nos habéis ayudado para cumplir el sueño de jurados.

Gracias a nuestros secretarios Alex y Raquel por ser el motor de esta cuadrilla y ser los que nos guiasteis en el camino de ser jurados. Nunca tendremos suficientes palabras de agradecimiento hacia ellos por todo lo que han hecho durante estos meses.

Gracias a nuestros cuatros: Sara Pascual, Víctor Llorente, Sara Pérez y Fernando Alonso, así como a sus acompañantes, primero por aceptar este cargo y segundo por trabajar incansablemente y gestionar la cuadrilla junto con los secretarios. Gracias también a los cuatros suplentes: Enrique Lagunas y Raquel Santamaría.

Gracias al Sacamozas y Sacamozos, Carlos Ortega y Alba Benito, por animar y sacar a bailar a sorian@s y foraster@s.

Gracias a nuestras familias, colaboradores y amigos, por estar siempre dispuestos a hacer lo que hiciera falta en cada momento, por no parar de trabajar para que todo saliera de la mejor forma posible.

Gracias a todos los vecinos de San Esteban que quisieron compartir con nosotros este año y entrar en fiestas en su cuadrilla, siendo una parte fundamental de nuestras fiestas de San Juan. Nuestro especial agradecimiento para todos ellos, por su gran acogida y participación, así como por todos los detalles y cariño que habéis tenido con nosotros. Esperamos haber estado a la altura de tan gran barrio y haber cumplido como vosotros lo hicisteis sin duda.

Gracias a todos los simpatizantes que quisisteis entrar en fiestas en nuestra cuadrilla y os acercasteis en algún momento por nuestro local a visitarnos.

Gracias a todas las personas que nos prestasteis cosas y materiales necesarios para la cuadrilla, en especial para el expositor con distintos objetos antiguos de los sanjuanes.

Gracias a la charanga “El Cachondeo”, que nos acompañó durante los días de fiestas, amenizando cada momento y llevándonos en volandas a la cuadrilla con sus notas musicales y aportando mucha diversión. Gracias también a la charanga “Tripa Triste” que estuvo con nosotros el día del Catapán y nos guió esa tarde a ritmo de sanjuaneras.

Gracias a Angelines, gran cocinera y buena conocedora de los fogones en cuadrilla, que nos preparó las comidas y cenas durante las fiestas para reponer fuerzas en cada jornada. Cada plato para chuparse los dedos.

Gracias a Raquel Bravo, gran amiga e incansable fiestera, por diseñarnos el logo de la cuadrilla, sabiendo interpretar de una manera inmejorable en el mismo, las ideas variadas de cómo nos gustaría que fuera.

Gracias a todos aquellos que os ofrecisteis para pintar las botas de la cuadrilla. Verdaderas obras de arte para repartir el rico tinto dulzón durante las fiestas.

Gracias a Esther, por el gran trabajo realizado en la confección del cachirulo y las banderillas para nuestra cuadrilla, así como a MultiÓpticas que nos permitió exponerlas en sus escaparate los días previos a las fiestas.

Gracias a nuestro subastador en los Agés, Carlos Bermejo, y nuestra subastadora Raquel Gutiérrez, por la tarde del sábado que nos regalaron, siendo complicada su labor en este día como “director de orquesta”, llevando los tiempos, alternando pujas, música y vino para los presentes con maestría.

Gracias a todos los que colaborasteis en la decoración del local de cuadrilla.

Gracias a Pascu por el diseño de la caldera para el domingo, así como gracias a todos aquellos que ayudasteis en su realización y decoración floral de la misma.

Gracias a las personas encargadas de la colocación y decoración de la mesa en la Alameda de Cervantes el Domingo de Calderas.

Gracias a los encargados de limpiar y preparar las bandejas de carne y despojos de nuestro novillo para los Agés: Julián, Luise y Víctor.

Gracias a Mari Mar por capturar los distintos momentos de la cuadrilla en las fiestas con tu cámara.

Gracias a todas las empresas, comercios y otros negocios que nos han ofrecido sus servicios y/o suministrado sus productos, contando en cada momento con todo lo necesario ante, durante y después de las fiestas.

Gracias a Peluquería New Look por sus disponibilidad y amabilidad para peinar y maquillar a nuestra jurada en cada evento.

Gracias a Floristería Mis Flores por su gran trabajo realizado adornando con sus flores cada acto que lo requería, así como guiarnos y ayudarnos en las decoración floral de la caldera.

Gracias a los propietarios de los Coches Antiguos de El Laurel de Baco por conducirnos en sus maravillosos coches hasta el Ayuntamiento para asistir a la cena del Miércoles El Pregón, en especial a Pepe por cedernos su auto y hacer de chófer.

Gracias a todos los que os arriesgasteis en “La Chata” por recuperar nuestras banderillas y cachirulo en el Viernes de Toros.

Gracias a nuestro novillero del Viernes de Toros, Lalo de María, por la lidia de nuestro novillo Barbito, consiguiendo la única oreja de la tarde.

Gracias a todos los os acercasteis por nuestro local de cuadrilla antes, durante y después de las fiestas, así como a todos los que nos acompañasteis en el Catapán y todos los que pujasteis en los Agés.

Gracias a todos los piñorros y piñorras que quisisteis acompañarnos tanto en el desfile del Domingo de Calderas como en el del Lunes de Bailas.

Gracias a las peñas sanjuaneras por visitar nuestra cuadrilla y por vuestros obsequios, así como por el buen hacer y labor necesaria que realizáis durante todas las Fiestas.

Gracias a los jurados de cuadrilla de las Fiestas de San Juan del año 2019, nuestros compañeros de viaje en esta gran experiencia vivida, por haber disfrutado todos juntos de una inolvidable experiencia. Por la unión y compañerismo en todo momento, así como la amistad surgida que durará para toda la vida.

Gracias a todos los Jurados de Cuadrilla de años anteriores, lejanos y próximos en el tiempo, por vuestros guiños de complicidad y buenos consejos, haciendo aquí una especial reseña a Virginia y Fernando (Jurados de la cuadrilla de San Esteban 2018) por toda vuestra colaboración y ayuda desde el momento en que fuimos elegidos como jurados.

Gracias al Excmo. Ayuntamiento de Soria por la oportunidad que nos han brindado para ser jurados de cuadrilla, al Presidente y a todos los Concejales de la Comisión de Festejos. Gracias a José Luis, Tamara y José Carlos por vuestra disposición y amabilidad, llevándonos de la mano en todo momento y siempre estando para todo lo necesario en esta experiencia. Gracias también a todo el personal municipal que trabaja en fiestas para que todo esté listo en cada momento (policía local, operarios del almacén municipal,…).

Gracias a la Banda de Música de Soria, por estar presente amenizándonos los grandes momentos vividos en los sanjuanes.

Gracias a los medios de comunicación por la labor realizada difundiendo los sanjuanes y por las visitas que realizasteis a nuestro local de cuadrilla para podérselo mostrar a los sorianos y poder compartir nuestras emociones e ilusiones como jurados en las fiestas con ellos. En especial, ¡Muchas Gracias! a “DesdeSoria”, a Teresa, Sergio y Héctor entre otros, por contar con nosotros para escribir este blog y darnos la oportunidad de poder contar a la gente el día a día de de la Cuadrilla de San Esteban 2019, así como poder trasmitir todas emociones y sentimientos vividos siendo jurados de cuadrilla en nuestras Fiestas de San Juan.

Gracias a todos los que nos seguís desde el blog, lo leéis y esperáis con ganas la publicación de cada entrada, sin vosotros estas líneas no tendrían ningún sentido.

Gracias a los sorianos por vuestras innumerables muestras de cariño y gracias a los forasteros que nos visitáis durante estos increíbles días, sanjuaneros todos y amantes de nuestras fiestas.

¡Vivan las Fiestas de San Juan!

¡Vino y Música!

LUNES DE BAILAS: SOLEMNIDAD, ALEGRÍA Y LÁGRIMAS

Comenzaba el último día de fiestas, las nuestras como jurados, lo hacía con un sol esplendido y el calor intenso del resto de días desde primera hora de la mañana. Cada momento de este día lo vivimos de una forma aun más especial si cabe, al tratarse de los últimos actos como jurados en las fiestas de San Juan.

A las 8:00 horas dimos comienzo a la diana por el barrio, con jurado a la cabeza y colaboradores, mientras jurada y secretaria se preparaban en la peluquería. Como en dianas anteriores no faltaron las risas, bailes y canciones, para despertar a los vecinos del barrio y repartir pastas y moscatel entre los vecinos y transeúntes del barrio.

A su vez, la actividad no paraba en el local de la cuadrilla, ultimando los preparativos para tener lista la talla de San Esteban, sobre todo en su decoración con preciosas flores frescas (Gracias a la floristería Mis Flores) y la sujeción firme a sus andas (algún gran momento dio este rato…“¡Que viene de nalgas!”).

Mientras tanto, los jurados fuimos a vestirnos, con trajes de color negro para un día tan solemne como es la mañana del Lunes de Bailas, portando la jurada una preciosa teja con mantilla en su cabeza, siendo esta última, la que llevó su difunta madre tal día como este en el año 1988, al igual que la cartera, siendo a modo de homenaje.

Una vez preparados y ya de vuelta al local, con San Esteban engalanado y con todos los colaboradores de la cuadrilla listos, partimos rumbo hacia Plaza Mayor con el santo en alzas.

A las 10:30 horas daba comienzo el desfile más solemne hasta la Alameda de Cervantes, con procesión de todas las cuadrillas con las tallas de sus santos, santas o vírgenes. Nuestros cuatros portaron a San Esteban, vestidos con camisa blanca personalizada con nuestro logotipo y pantalón negro, ellas con vestido negro.

El calor fue protagonista otra vez en esta jornada, por lo que parte de nuestros colaboradores fueron ofreciendo agua a todos los piñorros en distinto puntos del mismo, al igual que sucedió el día anterior en el desfile del Domingo de Calderas ¡Gracias por esta gran labor! Así como agradecer a todos los piñorros y piñorras que desfilasteis con nosotros ¡Gracias!

El desfile concluyó en la ermita de la Soledad. Una vez allí, saludamos a los jurados de La Blanca y autoridades, pasando a colocar todas las tallas de las cuadrillas a ambos lados de los bancos preparados a la entrada de la ermita, lugar donde tiene lugar la misa en honor a la Virgen de La Blanca.

Al acabar la eucaristía, de nuevo desfilamos cada cuadrilla con su talla hasta la Plaza Mayor, donde nos esperaban en las escalinatas de la fachada principal del Ayuntamiento, la Virgen La Blanca con sus jurados y colaboradores, por donde dan paso todas las cuadrillas (salvo la Virgen de La Mayor que permanece durante todo el acto de espaldas en la puerta de sus iglesia), rindiéndole pleitesía a su paso.

Cuando llegó nuestro momento, hicimos la reverencia correspondiente a la Virgen de la Blanca (cartelero, piñorros, cuatros con talla del santo, jurados, secretarios, familiares y músicos, en ese orden). Nuestras cuatras tuvieron un detalle con la cuadrilla de La Blanca, entregándole cada una a su jurada una rosa roja procedente de la talla de San Esteban, momento muy emotivo junto con nuestro saludo a sus jurados Igor y Nuria.

La entrada en la Plaza Mayor fue al son de música solemne y todo envuelto en sobriedad y austeridad. Tras finalizar las reverencias a la Virgen de La Blanca y la entrega de flores, la salida de la plaza fue totalmente diferente, a ritmo de la sanjuanera de “Las Bailas” con un gran alboroto y el santo elevado y zarandeado. Un raro pero precioso momento, el del choque musical que se produce por parte de las cuadrillas que van entrado y saliendo de la plaza.

La mañana de solemnidad dio paso a la última ronda por todas las calles del barrio con la talla de San Esteban a hombros de los colaboradores de la cuadrilla. La primera parada nos llevó hasta el Camping Fuente de la Teja, donde al llegar, Carlos nos tenía preparado un picoteo para coger fuerzas para la ronda que no había hecho nada más que comenzar. Antes de empezar con el aperitivo, los jurados quisimos agradecer a toda nuestra gente el trabajo realizado antes y durante todas las fiestas, ya que sin ellos no hubiera sido posible, comenzando a brotar ese sentimiento de pena…nos dábamos cuenta que esto llegaba a su fin…pero había que disfrutar de la última ronda todos juntos y paseando al santo a para los vecinos de la cuadrilla.

Al finalizar el picoteo, y como tenían preparado un grupo de colaboradores de la cuadrilla, secretario primero y jurado seguido, acabaron en el fondo de la piscina del camping, donde tras un fuerte abrazo entre ambos en el agua (otro momento de recuerdo que reflejó la alegría por lo bien que había salido todo en la cuadrilla durante las fiestas), rápidamente salieron de la piscina porque había que continuar con la ronda. Gracias a los colaboradores que estuvieron atentos y rápidos para facilitarnos ropa seca a secretario y jurado, que bien planeado lo tenían…

La siguiente parada nos llevó a la urbanización Las Batuecas, donde sus vecinos nos obsequiaron con un fabuloso aperitivo y toda su hospitalidad. Tras pasear a San Esteban por la calle de su urbanización arropados por sus vecinos, pasamos a la zona de la piscina donde recargamos fuerzas con el picoteo…siendo esta vez parte de los colaboradores de la cuadrilla los que se pegaron un buen chapuzón…el día y el calor acompañaba e invitaba a ello. Quisiéramos agradecer la plena disponibilidad de la urbanización en todo momento, con su amabilidad siempre pendientes de nosotros y de que no le faltara nada a nadie de la cuadrilla ¡Gracias Batuecas!

Era hora de continuar con la ronda por el resto de calles del barrio, llevados en volandas al son de la charanga El Cachondeo como el resto de las fiestas ¡Que grandes sois!.

Esta ronda dio grandes momentos que como jurados no olvidaremos…la talla del santo pasando por las manos de los diferentes colaboradores de la cuadrilla, la emoción de vecinos al pasar San Esteban por delante de su casa (como la sorpresa tan grata que nos llevamos por parte de una vecina, la cual fue jurada de Santa Bárbara en el año 2006, que nos estaba esperando en la puerta de su casa con un ramo de flores y champán para brindar con todos nosotros ¡Gracias Blanca!), vecinos colocando ramos y flores en las andas del santo, todas las muestras de cariño y agradecimiento de los vecinos hacia la cuadrilla por el desarrollo de las fiestas en el barrio, así como en todas las puertas que nos obsequiaron con bebidas o comida…indescriptible cada imagen de esta ronda…sin palabras y todo recuerdos que quedaran siempre para nosotros como jurados.

Y aunque la ronda abarca un espacio grande de calles, todas las que recoge la cuadrilla de San Esteban, la misma se hizo muy corta, por lo arropados que estuvimos por los vecinos y por las ganas de pasárselo bien de todos los colaboradores de la cuadrilla, con la alegría y diversión presentes de principio a fin de la misma….No tenemos suficientes palabras de agradecimiento ni para los vecinos del barrio ni como para nuestros colaboradores…¡Sois increíbles!

A mitad de la ronda, hicimos un necesario avituallamiento con bocadillos y bebidas que acercaron varios colaboradores de la cuadrilla hasta donde nos encontrábamos para que la fuerzas no decayeran. En esos instantes, la tarde empezó a nublarse debido al calor intenso vivido durante todas las fiestas, avisando de una posible tormenta en breve. Como ha pasado otros muchos años de fiestas, la tarde de Las Bailas parecía que llamaba a la lluvia…

Tras recargar pilas, continuamos con la ronda, ya que ni las nubes ni alguna gota de lluvia que comenzó a caer de forma breve durante el recorrido, fueron impedimento para completar la vuelta al barrio y disfrutar de aun más grandes momentos, eso si, con plástico en mano para tapar la talla del San Esteban si fuera necesario.

Otro de esos momentos surgió a la altura del Camino de la Rumba, donde entre 2 grupos de colaboradores decidieron que había que procesionar al jurado y a la jurada, y subidos en alto como el santo y a ritmo de saeta recorrimos la calle…¡Otro momentazo! ¡Uno más!

Con la lluvia amenazando, y conforme se iba acabando el recorrido y nos acercábamos al local de la cuadrilla, la emoción y los sentimientos nos iban embargando, y saludando a los últimos vecinos ubicados en sus ventanas, aparecieron algunas lágrimas procedentes de sentimiento enfrentados, pena por un lado ya que el final de las fiestas se acercaba (se habían pasado 6 días maravillosos e inolvidables), y satisfacción por como salió todo durante las fiestas y lo vivido por todos los miembros de la cuadrilla durante las mismas…pero aquí no acababa todo…faltaba el Adiós San Juan.

Tras acabar la ronda, la lluvia estuvo presente durante unas horas, por lo que no pudimos bajar a disfrutar de Las Bailas a orillas del Duero…así que pasamos toda la tarde en el local de cuadrilla, recuperando fuerzas del día vivido y con la sensación de pena cada más presente en el ambiente…el final que nadie quería que llegara se aproximaba.

Ya entrada la noche, quedamos previamente los jurados a tomar algo, para después dirigirnos todos juntos hasta la puerta de la Alameda de Cervantes para realizar el último desfile de nuestras fiestas de San Juan como jurados. Al llegar a la Plaza Mayor y salir de nuevo a las escalinatas, venían los primeros recuerdos, y al sonar la primera sanjuanera nuestra jurada no se pudo contener y comenzaron a aparecer las primeras lágrimas en sus ojos, que le acompañaron hasta la última sanjuanera “Adiós San Juan” interpretada por la Banda de Música.

Según iba sonando cada una de las sanjuaneras, los recuerdos de cada uno de los días de fiestas te van inundando mientras en tu cabeza los vas grabando para siempre, y con la emoción y sentimientos a flor de piel, tu mente sigue captando más instantes de este último acto de fiestas, que aunque con la parte de tristeza que conllevan, también son muy especiales e inolvidables para los jurados.

Que razón llevaban aquellos jurados con los que fuimos hablando tras nuestra elección, aconsejándonos y contándonos su experiencia, acabando siempre con esta frase “Disfrutad de cada momento de las fiestas como jurados al máximo, que cuando te quieres dar cuenta ya estáis otra vez en las escaleras”…¡Cuanta razón!…Esta experiencia que tanto tiempo llevábamos esperando y preparando con tanta dedicación e ilusión llegaba a su fin en el presente pero no en el futuro, ya que el recuerdo de todo lo vivido estará siempre presente en nosotros.

Y colorín colorado este cuento se ha acabado…que no! Aún nos queda por contaros más momentos de los vivido como jurados tras finalizar las fiestas y hasta llegar El Catapán del año 2020, momento cuando tengamos que entregar el relevo a los nuevos jurados de San Esteban.

¡Vino y Música!

DOMINGO DE ESPLENDOR: PIÑORROS Y CALDERAS

Amaneció otro día maravilloso, con cielo despejado y calor presente desde bien temprano, que comenzaba con la diana matutina por las calles del barrio al son de la charanga y acompañada de pastas y moscatel por parte del jurado y un grupo de colaboradores (el buen ambiente se palpaba desde primera hora, y en esta diana se hizo una visita a la peluquería donde la jurada se estaba preparando para tan especial domingo), mientras el movimiento era continuo en el local de cuadrilla para acabar de preparar todo lo necesario para el reparto de las tajadas, menaje y viandas para la mesa que la cuadrilla pone en la Dehesa para las autoridades, bidones con hielo y bebida…, así como los últimos retoques de la Caldera…que los jurados aun no habíamos podido ver ¡Que ganas ya!

Tras la diana, los jurados nos fuimos a vestir con nuestros trajes regionales preparados para tan especial desfile, haciéndole la jurada un homenaje a su difunta madre, llevando su falda de piñorra que ella lució tantas veces con mucho esplendor.

Una vez cambiados, bajamos a la cuadrilla donde nos encontramos con buena parte de nuestros colaboradores vestidos muy elegantes de piñorros, y sobre todo tan esperado momento por nosotros…en la puerta del local encontramos resplandeciente la caldera terminada…¡Que cosa tan bonita!

Los jurados junto con los secretarios aportamos alguna idea para la caldera (que estuvieran presentes los elementos del logo de nuestra cuadrilla: sol, vino y toros junto a los pinchos de la puerta de corrales de Cañada Honda y faldas de piñorra). Aun así, la que más colaboró fue la jurada, que fue la responsable de pintar artísticamente la gran bota que se lucía en ella. El calderín de la misma, y a modo de homenaje, fue el que también estuvo presente en una caldera del año 1988, año en que los padres de la jurada fueron jurados de la cuadrilla de San Miguel. Pero el gran artífice de ella fue Pascu, que no solo consiguió dar forma a nuestra idea, sino que la mejoró, incorporando unos compases con notas musicales en relieve del estribillo de la sanjuanera de las 12 cuadrillas en que hace mención a la cuadrilla de San Esteban “…como apenas meten ruido de serios la fama llevan pero a veces callandito pingan los de San Esteban…”. Así como Gerardo y Marta que realizaron el toro presente en ella, a la floristería Mis Flores por sus indicaciones en la decoración floral, y a todos aquellos que trabajaron para dejarla perfecta: Bea, Carmen, Mari Carmen, Óscar, Sergio y Josepe. ¡A todos, Gracias, Gracias y Gracias!

Con todos ya listos, y mientras un grupo de colaboradores se quedaba encargado del reparto de tajadas en el local (con su correspondiente bolsa, y como manda la tradición, tajada cocida, botella de 1 litro vino, barra de pan, chorizo y huevo cocido), nos dirigimos con la caldera hasta la Plaza Mayor, donde a las 11:00 horas daba comienzo el desfile como dice la canción, del “día de mas esplendor”.

Nuestro cartelero, Alejandro, abría nuestro turno, y tras una interminable fila de piñorros y piñorras que quisieron acompañarnos, seguida de la caldera portada por los cuatros, jurados, secretarios y padres de los jurados, recorrimos el Collado hasta la Alameda de Cervantes, con la bendición correspondiente de la caldera a la altura de la ermita de La Soledad.

Al llegar a la zona habilitada para nuestra cuadrilla en la Dehesa, allí nos esperaba una magnífica mesa decorada con cariño y al detalle por las tías de los jurados, Virgi y Feli, así como Juli, Pili y Carlos. ¡Preciosa! ¡Muchas Gracias!

Tras las correspondientes fotos con la Caldera y la mesa, con familiares y colaboradores, llegaron las Autoridades, estando todo preparado para que pudieran degustar nuestras viandas y nuestro tinto dulzón. Al finalizar, bajamos de nuevo a la Plaza Mayor entre bailes, risas y alegrías, para depositar la Caldera en el Patio de Columnas del Ayuntamiento para que puedan ser observadas con detenimiento por sorianos y forasteros durante la tarde del domingo.

Después, los colaboradores vestidos de piñorros y piñorras se fueron a cambiar para volver a ponerse el uniforme de cuadrilla, y poder disfrutar todos juntos en el local de una deliciosa comida con un menú de gala.

Por la tarde, algunos miembros de la cuadrilla se fueron a presenciar la corrida de los toros, mientras otros nos quedamos de sobremesa en el local disfrutando de un rato de relax merecido.

Alrededor de las 21:00 horas nos acercamos al Ayuntamiento de Soria para recoger la Caldera, allí nos encontramos a otras cuadrillas haciendo lo propio, todo entre un gran ambiente de todos los presentes de las distintas cuadrillas. Entre bailes, risas, canciones y “zarandeos”, recorrimos el collado hasta llegar a nuestro local para cenar.

Tras la cena, y con algo de pena ya presente por ser la última cena en las fiestas todos juntos en el local de la cuadrilla, finalizamos el día con una pequeña ronda al barrio. Después tocaba descansar, ya que se acercaba el último día de las fiestas, el más solemne de todas las fiestas, Lunes de Bailas.

¡Vino y Música!

ABRAN BIEN LOS OJOS Y VEAN SEÑORES…SÁBADO AGÉS

Cumplido el ecuador de las fiestas, el cansancio se iba notando pero aún así las ganas de fiesta no cesaban y podían con creces al cansancio.

El Sábado Agés es el día en que se “vive” durante toda la jornada en el local de la cuadrilla, con una actividad frenética desde bien temprano hasta bien entrada la noche. Hace falta de estos días para que todos los miembros de la cuadrilla se relacionen durante un día completo en el local y poder disfrutar del buen ambiente que reinó en la cuadrilla antes, durante y después de las fiestas.

Comenzaba otro día de calor intenso, y a las 8:00 de la mañana las mujeres de la cuadrilla estaban preparadas en la puerta del local para que diera comienzo la Diana de las mujeres por el barrio, junto a nuestro “Sacamozas”, Carlos Ortega, que previamente había ido a recoger a la jurada a su casa como marca la tradición. No faltaron las pastas, moscatel, anís y vino frío. Entre risas, canciones y bailes, fueron recorriendo todos las calles del barrio de la cuadrilla de San Esteban, despertando a los vecinos, saludándolos, charlando, arrancando algún baile con ellos y ofreciéndoles una pasta y un trago para acompañarlas.

Sacamozas en carretilla en la Diana de las mujeres.

Mientras, de 9:00 a 13:00 horas, los hombres de la cuadrilla repartieron las tajadas en crudo a todos los vecinos y simpatizantes que se iban acercando, y que también pudieron disfrutar de pastas, moscatel, anís, vino fresco y de una buenísima asadurilla que preparó Angelines. La mano de obra por parte de los colaboradores fue extraordinaria, con una multitud de personas en el local encargadas de que todo estuviera correctamente preparado (tajadas, numeración, botas y botellas de moscatel llenas, cajas de pastas y bandejas de asadurilla llenas,…) y que el reparto se realizará de la manera más ágil posible. ¡Gran trabajo una vez más!

Para finalizar el recorrido de la diana mujeres por todo el barrio, acabaron en la Urbanización Las Batuecas, donde, como era de esperar…la jurada, alguna colaboradora e incluso alguno de los músicos de la charanga terminaron en su piscina dándose un chapuzón ante el calor ya presente al mediodía. Ya de vuelta al local y tras completar la diana, las mujeres tomaron un almuerzo para recargar pilas con mesas preparadas en la calle y servido por los hombres de la cuadrilla.

A las 13:00 horas, el jurado, carteleros y algún colaborador, se dirigieron al homenaje que la Asociación de Jurados de Cuadrilla realiza cada año a los autores de las sanjuaneras, Don Jesús (Jesús Hernández de la Iglesia – letra) y Don Paco Francisco García Muñoz – música). Acto sencillo pero emotivo y necesario homenaje. Dulzaineros, miembros de la asociación Jurados, Jurados con carteleros y colaboradores, representantes de las peñas y sanjuaneros, parten desde la Plaza de la San Esteban hasta el monumento presente al lado del Árbol de la Música en la Alameda de Cervantes, con el propósito de rendir tan merecido reconocimiento. Este año, además, se hizo entrega de una placa a Enrique García Garcés, como reconocimiento por su labor investigadora y recopiladora de material relacionado con las fiestas de San Juan, que viene realizando desde hace más de 10 años.

Finalizada la comida, tocaba comenzar con los preparativos para la ajetreada tarde que se avecinaba, la subasta de los Agés. Había que decorar la mesa: con su mantel, flores, libro de cuadrilla, caja de caudales y botas a subastar… Preparar el equipo de sonido ¡La vez que mejor, Gracias Chema!. Una vez que todo estaba preparado (también botas llenas con vino fresco para repartir entre la gente, carne preparada en bandejas y despojos listos), dio comienzo a las 18:00 horas la lectura del acta del Catapán por parte del secretario, Alejandro Martínez, como mandan los usos y costumbres, dando paso al comienzo de las pujas, entre música de la charanga y el gran ambiente que había en la calle del local de nuestra cuadrilla.

Queremos dar las gracias a nuestros subastadores Carlos Bermejo y Raquel Gutiérrez por la tarde que nos regalaron, siendo complicada su labor en este día como “director de orquesta”, llevando los tiempos de los Agés, alternando pujas, música y vino para los presentes con maestría. Gracias también a los artistas que pintasteis botas y las cedisteis a la cuadrilla, en especial a las botas subastadas durante los Agés de 2019 en la cuadrilla de San Esteban: Oscar Sanz, Paula Antón, Nuria Gonzalo, Edu Esteban y Pablo García (todas ellas verdaderas obras de arte), así como dar las gracias a la gran labor durante todo el día de preparación y limpieza de bandejas de carne y despojos por parte de Julián, Luise y Víctor.

Sin duda, uno de los momentos más mágicos y llamativos de la tarde, fue la puja de una de esas botas por la que se llegó a alcanzar la cantidad final de 1.000 euros! Indescriptible momentazo con palabras…los presentes no nos lo podíamos creer.

Agradecer a la Peña Poca Pena, de la cual es peñista la jurada y muchos colaboradores de la cuadrilla, por la placa conmemorativa que nos hicieron entrega a los jurados en los Agés, así como su visita al igual que la Peña El Bullicio.

La gente no paró de beber de nuestras botas, gracias a todos los cuatros y colaboradores que estuvisteis ofreciendo vino, subiendo y preparando la carne y despojos, rellenando las botas,… sin parar durante toda la tarde. Así como a todos aquellos (amigos, sorianos y forasteros) que nos acompañasteis en esta tarde y en especial a los que pujasteis por piezas de nuestra cuadrilla ¡A todos…Muchas Gracias! ¡No tenemos suficiente palabras de agradecimiento.

Fue una tarde increíble, unos Agés inigualables, con un gran ambientazo acompañado de muy buen tiempo.

Ya llegada la la noche, sobre las 22:30 horas dimos por concluidos los Agés de la cuadrilla de San Esteban 2019 tras la subasta de el último lote, y con una calle aun abarrotada de gente, dando paso a la labor de los colaboradores de la cuadrilla que se dispusieron para limpiar y regar los aledaños del local de cuadrilla y de su calle para dejarla lo más limpia posible. Tras ello, todos los miembros de la cuadrilla disfrutamos de una cena distendida donde la alegría y risas estuvieron presentes.

Finalizada la cena, pudimos disfrutar de la tradicional verbena en la puerta del local de la cuadrilla a cargo de nuestra charanga. Después hubo que continuar con el trabajo, dejando preparadas las bolsas con las tajadas cocidas para el reparto del Domingo de Calderas, mientras las personas encargadas, se desplazaron hasta un local cercano para acabar de colocar las flores frescas y últimos adornos de la caldera…que ganas de verla por parte de los jurados ya que hasta el mismo domingo no pudimos presenciarla ya que era una sorpresa para nosotros.

Así terminaba el día más intenso de las fiestas para la cuadrilla en su local.

¡Vino y Música!

TIENEN MIEDO, MUCHO MIEDO Y NO SABEN TOREAR…VIERNES DE SOL, VINO Y TOROS

El Viernes de toros fue otro día de intenso calor, comenzando el día muy temprano, para preparar todo lo necesario para llevar a la plaza de toros (bidones con hielo, bebida, botas, bocadillos, cuerdas,…) como para dar la primera diana de las fiestas, para la cual no podían faltar pastas, moscatel, anís y botas con vino fresco. Entre canciones, bailes y alegría fuimos pasando por las diferentes calles del barrio para despertar a nuestros vecinos, muchos de ellos asomándose a las ventanas de sus casas para saludarnos o acercándose para degustar pastas y/o tomar un trago. Agradecer el cariño mostrado por los vecinos tanto en las dianas como en los distintos momentos de las fiestas ¡Gracias vecinos de San Esteban!

Una vez finalizada la diana, y cantado el cumpleaños feliz a nuestro cartelero Gustavo, continuamos en el local con los preparativos para este día. Tocaba adornar el cartel de la cuadrilla con flores, colocar en el mismo cachirulo y banderillas con sus corchos, así como acabar de preparar las viandas a llevar a la plaza.

Con todo ya preparado, mientras algunos colaboradores se desplazaron con todo lo necesario hasta la “Chata” (labor imprescindible y a veces poco reconocida), otra buena parte de la cuadrilla, bajamos a la Plaza Mayor, desde donde realizamos el desfile hasta la Plaza de Toros, estando precedidos cada una de las cuadrillas de su cartel decorado y luciendo su cachirulo y banderillas. Había mucho ambiente, se notaba que el tiempo acompañaba y tanto en las cuadrillas como el resto de sanjuaneros se palpaban las ganas de fiesta.

Tras el paseíllo por el coso de San Benito al son de sanjuaneras y saludando al público presente en los graderíos, momento especial para los jurados y que también quedará grabado en nuestra mente, subimos a nuestro palco para que diesen comienzo a las 10:30 horas las novilladas de la mañana. Tras el habitual cántico a los novilleros en el callejón y su posterior paseíllo por el coso, se lidiarían los novillos de las cuadrillas: La Cruz y San Pedro, Santa Catalina, La Mayor, El Rosel y San Blas, Santiago y San Miguel.

Al concluir la novillada matutina, bajamos de nuevo a la Plaza Mayor junto a otras cuadrillas, donde nos reunimos jurados para disfrutar unas sanjuaneras. Después nos desplazamos a nuestra cuadrilla a comer y reponer fuerzas. Como no podía ser de otra manera, comimos el menú típico de este día: alubias y rabo de toro ¡Increíble estos platos y todo lo preparado por Angelines durante las fiestas!

De nuevo, regresamos a la Plaza Mayor para realizar de nuevo el desfile hasta el coso soriano y diera comienzo la novillada de la tarde a las 18:00 horas. Esta vez sería el turno para las Cuadrillas: San Juan, Sto. Tomé, San Clemente y San Martín, San Esteban, El Salvador, Sta Bárbara y La Blanca.

Al llegar el turno de la cuadrilla que nos precedía, bajamos a los corrales a colocar el cachirulo en nuestro novillo Barbito (ejemplar precioso de pelaje colorado-castaño). La jurada estaba un poco nerviosa, por lo que le costó ponerlo bien, pero lo consiguió! Alegría y champán para todos!

Nuestro cachirulo y banderillas combinaban los colores rojo, negro y blanco de diferentes maneras. En el centro del cachirulo estaba presente el logo de la cuadrilla rodeado de ribetes y con sus cintas con cascabeles en sus extremos, siendo un par de banderillas avolantadas con unas rosas en su parte inferior y el otro par con matices arlequinados teniendo cada una un traje de piñorro y piñorra respectivamente, donde estaban presentes las iniciales de los jurados. Queremos agradecer a Esther, su gran trabajo realizado en la confección de los mismos, siendo una verdadera obra de arte. ¡Muchísimas gracias!…Así como a la tienda de MultiÓpticas en el Collado que nos permitió exponerlas en sus escaparate los días previos a las fiestas.

Después nos colocamos en el balconcillo ubicado encima de la puerta de toriles, para brincar y presenciar la faena de nuestro novillero, Lalo de María, junto a secretarios, cuatros y familiares. Y como no podía ser de otra forma, acompañados de la música de nuestra charanga y con todos los colaboradores en píe y bailando en el graderío de nuestra cuadrilla, desde la suelta del novillo y durante toda la faena. Buena lidia del novillero Lalo, que consiguió la única oreja de la tarde. ¡Grande Maestro!

Aprovechar también para agradecer a varios de nuestros colaboradores y mozos que consiguieron hacerse con nuestro cachirulo y los dos pares de banderillas, y que nos entregaron según iban siendo recogidos. ¡Gracias por este recuerdo que quedará a nuestro lado para siempre!

Una vez concluidas la novillada vespertina, volvimos a desfilar hasta la Plaza Mayor con toda nuestra gente. Después a cenar al local de Cuadrilla a recargar fuerzas después del día de calor que habíamos pasado, para seguir con una ronda con la charanga por el barrio y empezar a preparar las tajadas para el Sábado Agés.

Un día increíble que finalizaba en el ecuador de las fiestas.

¡Vino y Música!

SI QUIERES IR A LA SACA…

Llegó el día en que para muchos sorianos, y siempre con respeto a nuestro querido pregón, se da el pistoletazo de salida a las fiestas las San Juan, cuando a las doce en punto de la mañana y tras sonar el tercer cohete, se abren las puertas de los corrales de Cañada Honda, con la salida de los doce novillos rumbo a la plaza de toros de Soria. Fue un día muy caluroso, en el que la calima que cubrió al sol durante una buena parte de la jornada, dio una tregua a todos los sanjuaneros.

El pañuelo de nuestra cuadrilla colgado de uno de los pinchos de la puerta.

El día comenzó temprano, también para nuestros colaboradores que desde la calle Sagunto partieron hacia Valonsadero en el autobús de la cuadrilla que previamente habían adornado con rosas. Los jurados nos reunimos a primera hora en la Plaza Mayor, desde donde a las 9:00 horas salimos en comitiva, desfilando jurados, autoridades, peñas y gaiteros.

Alrededor de las 9:30 llegamos a Valonsadero, donde primero hicimos una pequeña parada en la Casa del Guarda para almorzar con el resto de nuestros compañeros y coger fuerzas. De ahí, a los chiringuitos a disfrutar de los momentos previos al inicio de la Saca. Unos cuantos jurados asiduos a la puerta, incluido el nuestro de San Esteban, no pudieron resistirse y se acercaron a cantar unas sanjuaneras con el resto de gente que allí había.

Este año, como jurados, vimos la Saca desde el remolque de un camión habilitado por el Ayuntamiento en la curva de Cañada Honda. Llegó el momento, eran las 12:00 horas, salieron los novillos…qué salida, qué nervios! Varios novillos se quedaron alrededor de los corrales y chiringuitos, fue complicado sacarlos de la pradera. Entre la gente y caballistas consiguieron devolver uno a los corrales, el cual, por su estado de salud no era favorable y los otros comenzaron a realizar el recorrido junto a sus compañeros. El nuestro, el número 3, Palmello, salió en el pelotón con los primeros.

Una vez terminado todo por Cañada Honda, enseguida fuimos a comer a la Casa de Autoridades para después continuar siguiendo el trayecto de los toros hasta Soria.

La siguiente parada, y casi con la comida en la boca, nos llevó en autobús a ver la salida de los novillos desde la Vega de San Millán. Dicha salida, con once novillos, la pudimos ver desde el propio autobús, pudiendo contemplar tan bella estampa desde una posición privilegiada. El calor no consiguió frenar una grandísima participación y colaboración de los sorianos y forasteros guiando los novillos a pie, junto a la gran labor ejercida por los caballistas.

Desde la Vega de San Millán, el autobús nos dirigió hasta la fábrica Tableros Losán, donde los jurados subidos al vallado, contemplamos el paso de los novillos arropados por corredores y caballistas.

Tras su paso, la última parada nos llevo hasta la “Chata”, donde varias parejas de jurados vimos la entrada de los novillos en la plaza desde sus corrales. Diez de los doce novillos entraron a pie completando los casi 7km de distancia que separan Valonsadero de Soria.

Llegada de nuestro novillo «Palmello» a la Plaza de Toros.

Alrededor de las 17.30, nos acercamos a nuestra Cuadrilla para que diera comienzo la primera ronda completa por todo nuestro barrio (extenso pero cómodo para ello) junto a nuestra Charanga El Cachondeo y como jurados de la misma. A pesar del cansancio, se notaban las ganas e ilusión que teníamos todos los miembros de esta cuadrilla, tanto grandes como pequeños, por pasarlo bien en las fiestas. La ronda aunque larga, estuvo llena de diversión, con bailes, cantos y risas. Una vez terminada, paramos a cenar, para después realizar otra pequeña ronda por la noche, antes de irse a descansar para otra gran día que nos esperaría.

¡Vino y Música!

COMIENZAN LAS FIESTAS!!! MIÉRCOLES EL PREGÓN

LLegó el día! El día del año 2019 en que comenzaban nuestras queridas fiestas de San Juan y este año nos tocaría vivirlas como jurados de cuadrilla. Los nervios estaban presentes pero las ganas e ilusión de disfrutar de esta experiencia eran mayores, además de la suerte en cuanto a la previsión meteorológica para todos los días de fiestas que no podía ser mejor: calor, calor y más calor.

El miércoles el pregón por la mañana, a la 1 de la tarde, estábamos citados para asistir al Homenaje que la Diputación de Soria realiza a los Jurados y Juradas de las Fiestas de San Juan de cada año en el Aula Magna Tirso de Molina. Tras unas palabras del nuevo presidente de la Diputación, designado ese mismo día, Benito Serrano, nombraron una a una a cada Cuadrilla y recibimos unos obsequios por su parte. Después degustamos junto a las autoridades de un ágape en los jardines del Convento de la Merced, donde se podían notar en las parejas de jurados los nervios previos a la tarde-noche que nos iba a acontecer. Tras el ágape, nos retiramos la mayoría de jurados ya que tocaba descansar y la sesión correspondiente de peluquería para las juradas.

Como jurada, solo puede tener palabras de agradecimiento para mi peluquería New Look Soria por peinarme y maquillarme maravillosamente en todas las ocasiones, como para CastilPiel Soria que hizo que llevara un precioso vestido tanto este día como el Lunes de Bailas.

Una vez preparados, nos recogieron los secretarios en la puerta de nuestra casa para ir al local de la Cuadrilla ya que allí nos esperaba un magnífico coche antiguo cedido por Pepe de Talleres CISER además de ser nuestro chófer ese día, para desplazarnos hasta la Plaza Mayor. Pero no sólo estaba el coche, al entrar en la Cuadrilla…allí estaban todos nuestros colaboradores y con charanga incluida esperándonos. ¡Qué sorpresa tan bonita! ¡Gracias Cuadrilla!

Una vez en el coche, la primera parada nos llevó hasta la plaza Mariano Granados, donde nos esperaban el resto de compañeros, los nervios iban en aumento sobre todo por parte de nuestra jurada. Un Collado abarrotado de gente nos arropó a ambos lados, con todo el mundo expectante por ver a cada uno de los jurados de las 12 cuadrillas. La sensación de este trayecto fue indescriptible, otra imagen que quedará grabada en nuestra mente para toda la vida.

Llegamos a la Plaza Mayor precedidos de nuestros carteleros grandes y pequeños ¡Gracias a Alejandro, Alba, Mara, Pablo, Eneko y Carlota!. Nos tocaba, era nuestro momento, salimos del coche, primero el jurado y después la jurada, que con ayuda del jurado descubrió su traje ante todos los presentes. Saludo al Alcalde y Secretario de Festejos que nos recibieron a los pies del coche y aplausos de todo el público allí congregado, y en especial de nuestra gente que abarrotaba una buena parte de la Plaza.

Entramos al patio de columnas, después de saludar a la comisión de festejos y presidentes de las peñas, donde nos reunimos con el resto de compañeros.

Tras la cena, y antes de salir a las escalinatas, aprovechamos de un breve instante para subir al balcón para poder apreciar el ambientazo que había ya en la plaza, todo el mundo estaba deseando que llegara el momento de El Pregón que darían María y Viti ¡Impresionante texto y puesto en escena, bravo, bravo y bravo!

Las 11, tras los 3 cohetes, comenzaron nuestros compañeros de Santo Tomé, San Clemente y San Martín, mientras el resto les escuchábamos desde las escalinatas del Ayuntamiento.

Sorianos, Sorianas

¡Descendientes de altos linajes!

¡Gentes del alto llano numantino!

¡Forasteros! ¡Sanjuaneros todos!

Sed bienvenidos…

… A esta ciudad señorial, 

bello enclave milenario,

hace centurias foral, 

de gestas antiguo escenario.

Que ha terminado la espera

y su invernal tradición,

bulle Soria de alegría 

para escuchar su pregón.

En mayo llenamos las botas,

la tarde del Catapán,

mostrando en libros las actas,

asamblea vecinal.

Juntos fuimos a La Compra,

al albur del Pico Frentes, 

probando los mozos y mozas

los toritos más valientes.

Esta noche en las verbenas, 

madrugada sanjuanera,

anhelando la partida

que toda la gente espera.

Hacia ese monte sagrado,

de tradición heredera,

en jaca, en burro, a pie

o a lomos de mula vieja.

Alcanzad la Honda Cañada,

de mañana muy temprana,

celebrad una gran Saca

que siempre quede grabada.

¡Por nuestra vega florida,

bella estampa centenaria,

por la llanura celtíbera

camino de la antigua plaza!

¡Quisiera ser yo pintora

y pintar Valonsadero

con pelliza de pastor

y, al galope, los cabañeros!

El Viernes, lidia y albero,

de los toros cuadrilleros, 

cachirulos que acompañan

cintas que amores prendieron.

En el patio de cuadrillas,

los palcos o el callejón,

no hay feria de tal calibre,

derroche, vino y color.

Y les decimos a ustedes

si se quieren divertir,

¡Disfruten nuestros Sanjuanes!

No se van a arrepentir.

Sábado Agés de cuadrillas,

de tajadas y subastas,

pujad en antiguo ritual,

guisad despojos y viandas.

Santa Catalina, San Juan,

San Miguel y Santa Bárbara.

Cuadrilla La Cruz y San Pedro 

y la Virgen de La Blanca.

Santiago y Santo Tomé.

La Virgen de La Mayor.

Cuadrilla El Rosel y San Blas.

San Esteban y El Salvador.

Y les decimos a ustedes,

si se quieren divertir,

sigan usos y costumbres,

No se van a arrepentir!

Domingo de Calderas,

no hay día de más postín,

de esplendorosa Alameda 

y de piñorras sin fin.

De cuatros y de jurados,

de dulzaina y tamboril,

la típica prueba en las mesas, 

de peñas y alegre trajín.

El Cuadro y la Poca Pena,

Desbarajuste, Ilusión,

Los Que Faltaban, Bullicio,

llenan Soria de color.

Y les decimos a ustedes,

si se quieren divertir,

con cuadrillas y con peñas,

¡no se van a arrepentir!

Lunes de gran devoción,

bendicen los santos las calles,

destilando las cuadrillas,

emociones a raudales.

A los pies de nuestra ermita,

bailaremos con la Banda,

en los álamos del Duero,

palabras de amor en Las Bailas.

Volveremos a esta plaza,

con gran pena y desconsuelo,

para despedir las fiestas

mejores del mundo entero.

Gritad juntos con nosotros,

que lo escuche el mundo entero.

¡¡Viva Soria!! ¡¡Viva San Juan!!

¡¡Y todos los Sanjuaneros!!

Con ¡Viva Soria y Viva San Juan! daban comienzo las Fiestas de San Juan 2019.

Una vez terminado el Pregón, desfilamos por El Collado junto a la Banda hasta el Árbol de la Música de la Alameda de Cervantes, otro gran momento. Allí pudimos juntarnos con nuestra gente de la cuadrilla y disfrutar al son de las sanjuaneras.

Quedaban cinco días por delante que sabíamos que iban a ser increíbles y que íbamos a disfrutar al máximo.

¡Vino y Música!

« Siguientes entradas