Mancomunidad de TIERRAS ALTAS

11º  Encuentro Popular  Comarcal

Buenos días, que puntuales llegáis, no?

Pues sí, hemos venido en el primer autobús y aquí estamos ya. Vamos a almorzar un poco que el día será largo.

Sobre las diez de la mañana llegaban los primeros participantes en esta jornada festiva de la Mancomunidad de Tierras Altas.

En estas primeras horas de la mañana del pasado sábado 15 de septiembre, todo estaba preparado para recibir a los visitantes que participarían en esta  celebración comarcal. El equipo había trabajado duro durante los días previos, el parking, las sillas y mesas para la comida, el espacio para los cocineros, lugares de recepción de los asistentes, la zona de juegos para los más pequeños y zona de información comarcal con sus correspondientes folletos.

Todo preparado comentaba el equipo de la Mancomunidad.

La Mancomunidad de Tierras Altas se constituyó allá por el año 1.995 y está formada por 16 Ayuntamientos que agrupan a cerca de 60 poblaciones algunas de ellas, como ya sabemos, desgraciadamente abandonadas. El censo de población se sitúa alrededor de los 1.500 habitantes aunque en épocas veraniegas esta población puede llegar a triplicarse con la llegada de los numerosos antiguos habitantes que tuvieron que abandonarla a partir de la década de los 60 del pasado siglo. Vuelven con fuerzas renovadas a sus lugares de origen a pasar una temporada, no serán muchos días pero merece la pena, te dicen cuando entablas conversación con ellos.

Las Tierras Altas de la provincia de Soria, al igual que ocurre con las Highlands del norte de Escocia, están situadas al norte de la provincia de Soria. Es tierra de dinosaurios, de poblados celtíberos y ciudades romanas, con zonas de montañas,  valles, llanuras, manantiales y ríos que transportan sus aguas y acabarán en el Mediterráneo. Con caminos de caballería y senderos que se están recuperando. Algunos castillos y otras construcciones se encuentran en periodo de recuperación. Un territorio con interesantes localidades para visitar. Gente curtida en sus viajes y experiencia con el ganado lanar hasta Extremadura. Muchos tuvieron que emigrar hacia otros lugares en busca de trabajo para sacar a su familia adelante. Aquí no se montaron polígonos industriales  ni tampoco  empresas, las pocas que hay son autóctonas.

Nos encontramos con una baja densidad de población en esta zona al tiempo que se mantiene una cultura autóctona que se enriquece año tras año con la que nos traen los que nos visitan todos los veranos y en otras épocas del año.

La Mancomunidad está formada por  16 municipios, Aldealices, Carrascosa de la Sierra, Castilfrio de la Sierra, Cerbón, Estepa de San Juan, Fuentes de Magaña, Las Aldehuelas, Magaña, Oncala, San Pedro Manrique, Santa Cruz de Yanguas, Valdeprado, Valtajeros, Villar del Rio, Vizmanos y Yanguas. Algunos de estos municipios son unitarios, otros, en cambio, agrupan a varias poblaciones como San Pedro Manrique que tiene 18 ó Villar del Rio que cuenta con 12.

También los gaiteros habían afinado sus instrumentos musicales para iniciar la recepción de vecinos y simpatizantes de esta comarca soriana a la entrada del pueblo donde tenía lugar la celebración, este año tocaba en Yanguas.

Los autobuses continuaban llegando al igual que numerosos coches de particulares que se desplazaban hasta esta localidad. Hacia las once de la mañana ya estaban todos en el pueblo, el amplio parking preparado para la ocasión estaba al completo.

Mientras la mañana avanzaba, los asistentes eran recibidos a la entrada de la localidad con música del grupo de gaiteros y algunas pastas y moscateles muy bien  aceptados por los recién llegados a  esta jornada.

Dentro de las actividades programadas para esta jornada estaba la misa en la iglesia de Santa María a cargo del párroco. Toño, tras casi 40 años,  conoce muy bien la comarca y a los habitantes después de tantos años como responsable de los asuntos eclesiásticos católicos.

Antes de dar comienzo a las actividades para los más jóvenes y no tan jóvenes, el Alcalde de la localidad presentó  lugares emblemáticos del pueblo informando a los visitantes acerca de su historia y recuperación, como el castillo que año tras año lo están reconstruyendo para diversas actividades.

Los más jóvenes  continuaban disfrutando de las actividades preparadas para ellos mientras los no tan jóvenes participaban en sesiones de yoga. Otros participantes en la jornada recordaban tiempos pasados y hablaban del presente y del  futuro de la comarca delante de una cerveza en los bares.

 

Pasadas las catorce treinta horas, tuvo lugar la comida, a cargo de una empresa especializada en este tipo de eventos. Los entrantes fenomenales y el plato fuerte muy bueno, al igual que los postres elaborados por una pastelería cercana a la comarca. Tras los correspondientes cafés e infusiones los asistentes empezaron a levantarse para participar en los juegos establecidos, mus, tanguilla, bolos, guiñote y otros. Cada uno de los participantes mostró sus destrezas en las diferentes actividades. Los más jóvenes continuaron disfrutando de sus juegos.

La tarde continuaba con actuación musical en la plaza, una chocolatada y la entrega de premios a los ganadores de los diferentes juegos populares.

Los responsables de la Mancomunidad de Tierras Altas satisfechos con la amplia participación y el equipo contento porque todo se había desarrollado sobre lo previsto.

Los orígenes no se olvidan, amigo, comentaban muchos de los más de 550 participantes en este 11ª  Encuentro Popular de Tierras Altas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *