LOS TELÉFONOS Y EL MEDIO RURAL

Rogamos apague su terminal y vuelva a encenderlo. Muchas gracias.

Le atiende Hago Lo Que Me Mandan se oye, cuando llamas a los teléfonos de atención al Cliente, como se llama Usted y en que puedo ayudarle te indica amablemente la operadora. Me llamo Hasta Las Narices y estoy sin teléfono fijo, el móvil no me funciona y tampoco tengo internet.

Dígame el teléfono que no le funciona,  les indicas el número del fijo y te contesta, para su seguridad esta conversación puede ser grabada Don Hasta Las Narices  y  piensas ojala se grabe. Voy a comprobar la situación, espere un momento por favor. Y sigues con el teléfono  pegado a la oreja y pensando “a ver si esta vez tengo suerte”.

Nuestro sistema no tiene detectada incidencia alguna en la zona de su teléfono.

Y tú le contestas, pero Hago Lo que Me Mandan si llevo 4 0 5 días sin poder hablar por teléfono, ni el fijo, ni el móvil y tampoco tengo internet, como me puedes decir  eso, además es la cuarta o quinta vez que os llamo.

Voy a comprobarlo de nuevo te contesta.

Don Hasta Las Narices, he comprobado de nuevo y, como le decía anteriormente, no tenemos incidencia alguna en su zona, desea alguna cosa más. No gracias le contestas, pues por último, te contesta ella, indicarle que durante este mes disponemos de unas muy interesantes ofertas en telefonía móvil, con modelos de última generación, ……. Ya no sabes que hacer, si comerte el teléfono, enviarlo a la Conchinchina o echarte a llorar.

Sería la cuarta, la quinta o la sexta  vez que llamaba a la compañía de teléfonos para comunicarles que no disponía de teléfono fijo, el móvil tampoco funcionaba y de internet, ni te cuento. Y siempre es la misma respuesta por parte de la operadora que amablemente te atiende.

Casi todos los meses del año nos encontramos con incidencias no reconocidas por esta compañía de telefonía y otros servicios, el mes que no  son tres o cuatro días sin el servicio por culpa de las tormentas son 6 o 7 días por culpa de la nieve y si no es por culpa del viento que se lleva algún poste, también lo puede ser por culpa del suministro de energía eléctrica o por motivos del generador. Lo bueno es cuando te dicen que son mejoras en el servicio y uno les hace el comentario, Coño¡¡¡,  no hagáis tantas mejoras Hago Lo Que Me Mandan.

 

Otra situación que no tiene desperdicio es la que se produce cuando llamas al teléfono de atención al Cliente desde el móvil y estando en Soria, las mismas preguntas y similares respuestas. Y lo mejor llega cuando al preguntarte el número de teléfono les das el del móvil y te contestan, detectamos que el número que Usted nos ha indicado que tiene problemas es con el que nos está llamando. Rogamos apague su terminal y vuelva a encenderlo. Muchas gracias. Y le dices a la máquina que te ha contestado, Joer no tengo problemas porque estoy en Soria. Pero el sistema ya ha colgado.

En lo que llevamos de año el mes que más tiempo hemos estado sin estos servicios básicos ha sido el pasado abril, durante doce días estuvimos sin cobertura de fijos, ni móviles y tampoco internet.

La respuesta de la compañía a las numerosas llamadas de los Clientes era siempre la misma, No nos consta incidencia alguna en la zona que Usted nos indica, no obstante Usted puede realizar la reclamación por email y le contestaremos de forma rápida. Lo haces y recibes la misma respuesta, aunque eso sí, esta vez por escrito y firmada por el Director de la Zona.

El tiempo irregular y la lluvia hicieron que los operarios que estaban arreglando la avería en los primeros días de abril se tomasen algún café o almorzaran en el bar, los postes y la instalación se encuentran a poco más de un kilómetro del pueblo. La conversación con ellos resultó amena, estaban arreglando las instalaciones pues el generador les daba problemas y también algún poste nuevo que habían puesto para un pueblo cercano generaba problemas al ser de nueva instalación. Vais a estar sin cobertura alrededor de quince días mientras subsanamos las averías nos comentaban los operarios.

En una de las numerosas llamadas que hicimos, y conocida la situación, la operadora continuaba manifestando que nos les constaba incidencia alguna en la zona, al decirle que revisase bien la situación pues había tomado café con los operarios que estaban arreglando los problemas manifestó que si, efectivamente había una incidencia masiva en la zona y me facilitó el numero de incidencia masiva. Me hubiera gustado verme la cara cuando me dio la respuesta.

 

Siempre hay una excusa para no reconocer la incidencia y cuando la reconocen es cuando empieza lo bueno. La aventura de papeles, escritos, reclamaciones, justificaciones, ….. Al final para nada. Bueno sí, sobre una cuota mensual de 80 €  me han abonado 2,40 € por los doce días sin teléfono fijo, móvil y tampoco internet. Y si quieres bien y si no … al maestro armero.

Si cualquiera de nosotros vamos a comprar un kilo de azúcar a Soria, Madrid o Sevilla nos darán 1.000 gramos y pagaremos 1 €, en cambio en el  medio rural compramos el mismo Kilogramo de azúcar y nos dan 500 gramos y encima nos cuesta 2 €.

El funcionamiento de los servicios básicos de telefonía e internet en el medio rural resulta vergonzoso, no alcanzamos a entender como no se toman medidas por parte de las empresas de telefonía, los responsables públicos o de otras instituciones, porque 1 € del medio rural tiene el mismo valor que 1 € de Madrid, de Soria o de Sevilla no?.

Todos los meses nos ocurre lo mismo y lo sabes.