El último previo sanjuanero tuvo lugar el domingo 16 de junio, siendo un fin de semana intenso que comenzó desde el viernes con una merienda con nuestra gente por la celebración del cumpleaños del jurado, seguido del sábado donde estuvimos de preparativos para La Compra seguido de una cena que nuestros cuatros prepararon con gran cariño.

Acto seguido a la cena, nos acercamos a recoger a nuestros vecinos de San Juan y todos juntos bajamos a la Alameda de Cervantes donde habíamos quedado con el resto de cuadrillas para el tradicional baile en el Árbol de la música donde no faltaron los carteles, las botas y por supuesto, las sanjuaneras. Después, todas las cuadrillas nos dirigimos a la Plaza de San Esteban, al monumento de los Jurados.

Tras ellos, los carteleros y cuatros se dispusieron a subir al escenario de la verbena de la Plaza Herradores mientras sonaba “las 12 cuadrillas” y como les supo a poco, después nos desplazamos a la Plaza El Tubo, donde de nuevo los carteleros (esta vez fue nuestra secretaria) los que subieron al escenario. Allí disfrutamos de la verbena hasta altas horas junto a los jurados, todos con ganas de celebrar La Compra.

La jornada del domingo comenzó temprano, con la llegada al monte alrededor de las 7:30 para presenciar la tradicional “comprilla” para el posterior montaje de mesas y sillas junto otros preparativos para la merienda de la tarde por parte de nuestros colaboradores.

A media mañana otra parte de los colaboradores, regresaron a Soria y nos juntamos en la Cuadrilla, ya que también se estaba celebrando otro acto importante para el jurado, partido de play-off de su equipo en tierras gaditanas al que no pudo asistir. Al finalizar el mismo, comenzamos a decorar el autobús que nos llevaría a Valonsadero.

A las 17:00 comenzó el desfile de los Jurados, partiendo desde la Plaza Mayor hasta la Calle Sagunto donde se encontraban todos los autobuses preparados para poner rumbo a Valonsadero. Toda nuestra gente estaba esperándonos en los autobuses con la equipación sanjuanera: camiseta con nuestro logo.

Una vez en Valonsadero, jurados y secretarios nos acercamos al murete de la placetuela, igual que hicimos en el Lavalenguas, viendo salir uno a uno a los novillos.

Inmediatamente después, toda la cuadrilla nos dirigimos al merendero de autoridades, donde previamente, parte de nuestros colaboradores, había dejado preparado todo para disfrutar de una gran merienda. Solo podemos tener palabras de agradecimiento para toda nuestra gente que no descansó en ningún momento para que todo saliera perfecto. ¡Gracias!

Al finalizar la merienda, la Banda Municipal de Música comenzó a entonar las canciones sanjuaneras y allí todas las cuadrillas comenzamos el baile. Ese ambiente que se crea es maravilloso y un recuerdo imborrable para nosotros, con el atardecer de fondo y una climatología envidiable que nos acompañó durante todo el día.

Tras unos bonitos bailes, tocaba regresar a Soria y realizar el desfile hasta la plaza Mayor junto a la Banda, Autoridades, Asociación de Jurados y el resto de cuadrillas. Nuestra gente nos sorprendió llevando instrumentos para amenizar la bajada de San Esteban. Una vez allí, todos juntos bailamos al son de las sanjuaneras de la Banda.

Ya no quedaba nada para comenzar nuestras gran fiestas.

¡Vino y Música!